Descripción

Tras considerar una carrera en biología, siguió los pasos de su padre y estudió derecho. Inicialmente, ejerció en el despacho de su padre, aprendiendo las complejidades y responsabilidades de la práctica legal. Destaca la importancia de establecer relaciones íntimas con sus clientes y de actuar con ética profesional.

Arqués no es sólo un abogado comprometido, sino también una persona con valores sociales fuertes. Ha servido como Secretario General de Cáritas en Andorra y ha mantenido una conexión con sus raíces religiosas. También es consciente de la importancia de las relaciones personales en una comunidad pequeña como Andorra y aboga por no banalizar la justicia.

En cuanto a la justicia, Arqués subraya la necesidad de tener a jueces íntegros y capacidades, independientemente de su nacionalidad, para garantizar una justicia justa. Además valora la rica tradición jurídica catalana antigua de Andorra.

En resumen, la vida y carrera de Daniel Arqués se definen por su devoción por el derecho, la ética y el servicio a los demás, así como por su compromiso con la justicia y la comunidad de Andorra.

Su reportaje en el libro Advocats d'Andorra